Un caso real de cómo pasar de pagar 276 € en la factura energética a 38,20 € y reducir la huella de carbono a cero

Oct 29, 2020
Un caso real de cómo pasar de pagar 276 € en la factura energética a 38,20 € y reducir la huella de carbono a cero
Compartir

Los últimos datos sobre el precio diario de la electricidad en el mercado mayorista (POOL) indican que el mes de septiembre ha cerrado en 41,96 €/MWh. Supone un incremento del 15,9% desde agosto y se acerca, de esta manera, a niveles pre-pandemia. A pesar de ello, se mantiene un 0,4% más barato que hace un año. Como se puede apreciar estamos ante un ejemplo de los vaivenes y la volatilidad del precio de la energía en España. No obstante, hay clientes que ya no padecen estos desequilibrios en su factura y que han logrado pasar de pagar 276€ a 38,20€ mensuales. Veamos cómo.

Nos situamos en la localidad catalana de Valldoreix (Barcelona). Una vivienda unifamiliar tiene el reto de reducir su elevado gasto energético generado, en parte, por las propias dimensiones de la casa.
Para un cliente particular como el caso en el que nos encontramos apostar por la energía fotovoltaica aparece como la opción más atractiva.
¿Por qué? Porque el precio de los paneles fotovoltaicos ha disminuido espectacularmente los últimos 10 años y han mejorado exponencialmente su rendimiento y eficiencia.

Implementando paneles solares en su tejado nuestra protagonista, Olga, disminuiría su factura energética entre un 20-30%. No obstante, nuestra protagonista no extraería todo el potencial de la energía solar por varios factores. Hay días nublados, lluviosos y por la noche la instalación fotovoltaica no puede generar electricidad al no existir, lógicamente, la luz del Sol. En consecuencia, Olga dependería de la energía que deba comprar al mercado energético tradicional para cubrir sus necesidades energéticas las 24 horas del día los 7 días de la semana los 365 días del año.

Sin embargo, existe otra herramienta tecnológica que le permite a Olga maximizar su instalación fotovoltaica. Sumar un equipo inteligente de acumulación energética del fabricante alemana sonnen.
¿En qué consiste este dispositivo? Básicamente, estamos hablando de la suma de una batería, un equipo de pronóstico del tiempo, un inversor y una conexión a internet.

La solución propuesta por Webatt Energia y su partner fotovoltaico Techsolar ha sido la siguiente. La instalación de:

  1. 18 paneles solares Sunpower SPR-P3-330-BLK de 330W que ofrecen una potencia fotovoltaica de 6 KW.
  2. sonnenBatterie hybrid 9.53 de 12,5 KWh, más el equipo extra de seguridad sonnen protect 2500. En este caso, como el modelo del equipo de acumulación inteligente es una sonnen hybrid, no existe la necesidad de instalar un inversor externo porque ya lo lleva integrado.

El primer resultado logrado por Olga ha sido espectacular. Nos ha facilitado amablemente su factura energética para poder comprobar que, efectivamente, ha logrado pasar de pagar 168 € de energía antes de implementar la instalación fotovoltaica con acumulación energética a pagar 3,28 € en su cuota mensual. Y no solo eso. Los cálculos realizados por el equipo de Webatt Energía afirman que logrará una autosuficiencia energética media anual del 90%. Y a partir del cambio de hábitos que ya está implementando relativos al consumo energético en su hogar, Olga aumentará esta independencia de la red.
Veamos la información que nos está ofreciendo la app mysonnen sobre el funcionamiento y la eficiencia producida por la instalación fotovoltaica más el equipo inteligente de acumulación energética.

Como podemos ver, los paneles solares están suministrando 0,5 kw de producción energética a la vivienda. As u vez, la batería sonnen está aportando 1,1 kw al hogar para completar los 1,6 kw que está consumiendo. Es decir, un consumo del 100% de energía renovable. No está consumiendo absolutamente nada de energía de la red convencional. Por último, fijémonos que la sonnenBatterie está todavía a un 81% de su capacidad.

Al mismo tiempo, esta propuesta técnica ha implicado que nuestra protagonista haya podido reducir la potencia contratada. El resultado es la reducción del importe por este concepto y pasar a pagar 25,82€ cuando antes el coste era de 64,52 €.

Veamos la comparativa completa de la diferencia en el gasto económico de los diferentes importes:

Por último, además del ahorro económico que puede lograrse merece la pena recordar la serie de ventajas que ha logrado Olga al practicar el autoconsumo de vedad, es decir, sumar una batería inteligente de acumulación energética a su instalación fotovoltaica:

  1. Acumular la energía excedente de su instalación fotovoltaica mediante una batería inteligente. El resultado es la adquisición de una absoluta disponibilidad eléctrica las 24 horas del día sin interrupciones en el suministro y la independencia energética de la red eléctrica.
  2. Consumir energía de km0 no contaminante
  3. Desvincular el consumo eléctrico de la casa a los vaivenes del mercado energético y su cambiante regulación.
  4. Desacoplarse de futuras subidas de la factura eléctrica (100% en los últimos 15 años)
  5. Ser altamente independiente de la red eléctrica. Es posible superar el 95%.
  6. Evitar trámites para intentar compensar a través de la compañía eléctrica los excedentes energéticos en la factura, que en muchos casos resulta en importes insignificantes
  7. Dimensionar correctamente la instalación de paneles fotovoltaicos evitando invertir más de lo necesario.
  8. Instalar única y exclusivamente el número de paneles necesarios para generar la energía consumida realmente por la vivienda
  9. Disponer de una instalación diseñada y preparada para dar servicio por más de 25 años.
  10. Modificar los hábitos de consumo y adaptarlos para aumentar el rendimiento y la eficiencia de la instalación
  11. Posibilidad de formar parte de futuras comunidades locales de energía mediante las cuales poder compartir electricidad de km 0 entre usuarios.

Fijémonos un momento en el punto número 2 referente al consumo de energía de km0 no contaminante. Además de que Olga produce la energía solar generada por su propio tejado y solo por eso ya no contamina, ha contratado como comercializadora una empresa que garantiza el origen renovable de su energía. Por lo tanto, en los momentos en que deba acudir a la red convencional para comprar energía tiene la absoluta garantía de que ésta no proviene de la quema de combustibles fósiles. Por lo tanto, ha reducido a cero la huella de carbono de su consumo energético.

De esta manera, Olga podrá controlar y gestionar en todo momento el consumo energético de su vivienda.

¿Te apuntas a la transición energética?


Compartir
twitterlinkedinyoutube-playinstagramfacebook-official