Sí, son las baterías inteligentes lo que le da verdadero sentido a las instalaciones fotovoltaicas domésticas

Sí, son las baterías inteligentes lo que le da verdadero sentido a las instalaciones fotovoltaicas domésticas
Compartir

Vamos a tratar de aportar aspectos clave a tener en cuenta para que cada uno tome su decisión en función de sus necesidades y basándose en datos reales.

¿Qué aporta una batería inteligente a una instalación solar doméstica?

1. Permite plantearnos el objetivo de ser prácticamente autosuficientes. Dado el hecho de que los paneles solares no generan energía por la noche y reducen significativamente su producción en días lluviosos o nublados, los propietarios han de consumir obligatoriamente energía de la red eléctrica convencional para cubrir sus necesidades energéticas.

En cambio, con una batería inteligente se puede almacenar energía durante las horas de máxima radiación solar para consumirla las 24 horas del día 365 días al año.

2. La acumulación de energía en la batería permite que el usuario no inyecte a la red directamente, en caso de existir, el excedente energético que no consuma su instalación fotovoltaica. La compañía eléctrica le restará en la factura el importe de ese excedente. Sin embargo, el precio en euros de ese excedente dependerá del mercado energético diario, por lo que la rentabilidad es imprevisible y estará en función del aumento de los precios de la electricidad. Recordemos que en España ha aumentado un 40% en los últimos años.

Pongamos un ejemplo real. El pasado 20 de marzo, una instalación solar con baterías inteligentes en España autoconsumió el 96% de la energía generada. Ese día el usuario logró 1 € de descuento en la factura por la energía inyectada a la red eléctrica.

3. En la actualidad, los costes de compra de la energía de la red se sitúan, aproximadamente, en más de 20 céntimos de €/kWh para el cliente residencial y en 10 céntimos de €/kWh para un cliente industrial.

En cambio, con una instalación fotovoltaica de autoconsumo los costes de producción se sitúan entre los 0,3 y 0,5 céntimos de €/kWh, en función del tamaño de la instalación. Ante estos datos y esta tendencia imparable se hace imprescindible adoptar medidas que impulsen el ahorro de energía.

4. La energía fotovoltaica sin acumulación reduce los costes de energía de una casa en un 20-25%. Si añadimos el almacenamiento energético con baterías solares de litio, como son las sonnenBatterie, disminuyen hasta el 80%.

5. Una batería inteligente permite dimensionar correctamente la instalación fotovoltaica. Es decir, no hace falta colocar más paneles solares de los técnicamente necesarios.

6. Integración en smart homes. Existen en el mercado baterías solares, como las sonnen, que incluyen el protocolo KNX, estándar mundial de conectividad de dispositivos. Implica ofrecer al cliente una prestación de valor que permite la integración total en cualquier hogar inteligente y controlar todos los dispositivos de manera mucho más eficiente y fácil.

7. El ahorro de energía logrado por el usuario doméstico con acumulación es muy significativo. Al cabo del año, el consumo medio de electricidad de una casa de 200 m2 es de 7000kWh, lo que se traduce en un coste total de 1.750€.

Sumando una batería solar de litio sonnen la misma casa logra reducir el consumo de red en 5.500kWh, es decir, que pagará a la compañía eléctrica solamente 500€ al año en lugar de los 1.750€ que pagaba hasta ahora. El ahorro económico anual es de 1.250€/año aproximadamente.

8. El hecho de contar con una batería de acumulación solar permite al usuario la posibilidad de formar parte de una comunidad local de energía. De esta manera, diversos usuarios conectados en red –consumidores/productores de energía- podrán compartir energía entre ellos para no tener que recurrir, en caso necesario, a la red energética convencional.

En Europa este modelo energético existe hace tiempo y está en proceso de expansión. Las sonnenCommunities, por ejemplo, son una realidad consolidada en Alemania. En EE.UU y Reino Unido están en marcha otros tantos proyectos que cristalizarán en comunidades locales de energía.

En cuanto a España ya está en marcha un proyecto a pleno rendimiento de compartición de energía de instalaciones fotovoltaicas con autoconsumo. El camping resort La Ballena Alegre (Costa Brava) cuenta con 40 bungalós conectados en red desde el año pasado.

9.Cambio de hábitos de consumo energético. La energía consumida en la vivienda la genera el propio hogar, es de proximidad y no es contaminante. Contar con un sistema de gestión ayuda a sus integrantes a hacer visible su consumo de energía, adaptándolos a criterios de eficiencia y ahorro, como son las franjas horarias más convenientes.

Prestaciones técnicas de las baterías inteligentes

Las baterías inteligentes de litio también ofrecen otras prestaciones técnicas que recomiendan su instalación:

  1. Son escalables y flexibles. Pueden añadirse a la instalación fotovoltaica sin ningún tipo de problema en caso de aumentar las necesidades energéticas de la vivienda como, por ejemplo, carga de vehículos eléctricos o la climatización de piscinas.
  2. Después de algunas semanas de aclimatación, las sonnenBatterie se familiarizan con los patrones de consumo de energía del usuario y, en función de la información meteorológica diaria, se carga en el momento más adecuado. De esta manera, se minimizan las pérdidas del sistema fotovoltaico para aprovechar al máximo la energía de la instalación.
  3. No necesitan ventilación.
  4. No emiten gases perjudiciales para la salud, por lo que pueden instalarse en cualquier espacio del hogar e integrarse en su diseño y estilismo global

Por lo tanto, la respuesta final a la pregunta anterior que se planteaba al inicio del artículo es sí. Las baterías inteligentes de almacenamiento son necesarias si queremos ahorrar lo máximo posible energéticamente y económicamente, y maximizar la eficiencia de nuestras instalaciones fotovoltaicas domésticas. El ROI global de la inversión realizada en toda la instalación –placas fotovoltaicas + equipos de acumulación- será más corto.

Por último, y no por ello menos importante, ponemos nuestro granito de arena para hacer posible la transición energética y ayudamos en la lucha contra el cambio climático.

Mejorar las instalaciones de autoconsumo está a nuestro alcance

Según las estimaciones del último estudio del Observatorio para la Sostenibilidad, en España existen 100.000 tejados solares, aproximadamente. Estamos muy lejos del líder europeo, Alemania, que ya ha instalado placas fotovoltaicas en 1,4 millones de hogares. O de Italia, situada ya en los 600.000.

José Santamarta, economista experto en cambio climático y autor del mencionado informe, recomienda implantar en España 1 millón de tejados solares para poder hacer frente a los retos climáticos y energéticos más urgentes del país.

Queda, por tanto, mucho camino por recorrer para poder equipararnos con nuestros países vecinos y cumplir con los requerimientos sobre transición energética de la Unión Europea.

No obstante, estamos dando poco a poco pequeños pero significativos pasos.

Ejemplos de aumento de las instalaciones de autoconsumo en España

Las instalaciones de autoconsumo en Andalucía se han multiplicado por 7 en 2019, cerrando el año en 2.700 unidades. En total cuentan con una capacidad de generación de 32 MW. En 2018 se contabilizaron 382 instalaciones.

A falta de comprobar si se cumplirán las previsiones, la Agencia Andaluza de la Energía estima destinar 10,7 millones de euros adicionales al autoconsumo de energía solar a los fondos Feder ya aprobados el pasado mes de diciembre, destinados a acelerar la descarbonización de la economía.

Otro ejemplo lo encontramos en Extremadura. La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta está alentando la puesta en marcha de instalaciones de autoconsumo. ¿De qué manera? Facilitando la información necesaria a los interesados sobre las distintas modalidades existentes de instalaciones de autoconsumo, el procedimiento administrativo y la documentación que deben presentar para su puesta en funcionamiento, así como los trámites que se necesitan para su inscripción obligatoria en los registros administrativos correspondientes.

En cambio, si nos trasladamos a las Islas Canarias damos con un proyecto muy interesante.

En La Palma ha sido aprobado el Plan Insular para una Nueva Cultura Energética (PINCE), que contempla la instalación de paneles solares para el autoconsumo fotovoltaico en 20 hogares, además de una mini estación hidroeléctrica y parques eólicos. Tengamos en cuenta que a día de hoy la isla se provee mayoritariamente de energía mediante 10 motores diésel en la central térmica de Los Guinchos.

Estamos, por este motivo, ante un paradigma claro de transición energética.

Otras islas como Arousa (Galicia), Ibiza, Mallorca y Menorca (Baleares) ya están en proceso de desarrollar agendas ecológicas para cristalizar lo antes posible la hoja de ruta hacia la transición energética.

Ahora imaginemos por un segundo que en Andalucía, Extremadura y La Palma estas instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo añaden baterías de acumulación inteligente con las prestaciones detalladas anteriormente.

¿Cuál sería el resultado? ¿Las instalaciones serían más o menos eficientes energética y económicamente? ¿Cuál sería el papel del propietario de una instalación fotovoltaica con batería, más activo o pasivo? ¿Ganaría en autosuficiencia su instalación, o no?

En definitiva, ¿son necesarias las baterías de almacenamiento inteligente en las instalaciones fotovoltaicas domésticas? Quizás hemos dado con la gran pregunta que muchos propietarios de una instalación solar doméstica se han hecho alguna vez. Hemos avanzado la respuesta en la primera mitad de este artículo. Concluyamos que las baterías inteligentes son necesarias para maximizar el ahorro económico y energético y lograr, así, la máxima autosuficiencia posible, reduciendo de manera espectacular la dependencia respecto a la red eléctrica.

 

 

 

 


Compartir
twitterlinkedinyoutube-playinstagramfacebook-official