La nueva factura de la luz, una oportunidad para el autoconsumo fotovoltaico doméstico

La nueva factura de la luz, una oportunidad para el autoconsumo fotovoltaico doméstico
Compartir

El 1 de junio ha entrado en vigor la nueva factura de la luz en España.
En cumplimiento de la normativa europea, el Real Decreto-ley 1/2019 introduce la diferenciación de la tarifa de acceso entre peajes y cargos.
Los usuarios domésticos deberán cambiar sus hábitos de consumo para adaptarlos a las franjas horarias más baratas para así maximizar el ahorro energético y económico. Afecta a todos los consumidores de electricidad, aunque tengan tarifa de discriminación horaria.

Para poder contextualizar las nuevas tarifas antes debemos tener clara una diferencia básica.
Los peajes son precios regulados destinados a recuperar los costes de las redes de transporte y distribución y son determinados por la CNMC
Los cargos son los precios regulados destinados a cubrir el resto de costes regulados, tales como la financiación de las renovables, el sobrecoste de producción de energía en los territorios no peninsulares o las anualidades del déficit, y son determinados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Los cambios principales

Podemos resumir los principales cambios en la tarifa de la siguiente manera:
• Todos los consumidores pasan a tener un peaje con discriminación horaria en los términos de potencia y energía. Esto quiere decir que el precio a pagar será diferente según el horario de consumo (punta/valle/llano). Se premia no cuánto se consume, sino cuándo. En concreto, entre los consumidores domésticos se agrupan los peajes vigentes (2.0 A, 2.0 DHA, 2.0 DHS, 2.1 A, 2.1 DHA y 2.1 DHS) en un único peaje (2.0 TD).
• Aumenta la diferencia de precios entre los periodos horarios de punta y valle, tanto de potencia como de energía.
• Se facilita la recarga nocturna del vehículo eléctrico.
Según la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), en los consumidores domésticos, los peajes y cargos vienen a suponer, aproximadamente, la mitad del coste de la factura.

El papel del consumidor

Ante estas modificaciones, el consumidor no tiene que hacer nada dado que el nuevo peaje se asigna de manera automática.
No obstante, el consumidor sí puede adaptar sus potencias contratadas. ¿De qué manera?
En los consumidores domésticos conectados en baja tensión con potencia contratada hasta 15 kW la potencia se diferencia en dos periodos. Se pueden contratar potencias diferentes para cada periodo.

  1. La potencia punta de 8 de la mañana a 24 de la noche
  2. La potencia valle de 24 de la noche a 8 de la mañana, y todas las horas del sábado y domingo y festivos.
  3. La potencia de valle será mucho más barata
    Para facilitar la adaptación, se permiten dos cambios de potencia gratuitos hasta el 31 de mayo de 2022, salvo que el cambio implique actuaciones en el punto de suministro que requieran el desplazamiento de un técnico.

Otra variable fundamental a tener en cuenta es que el consumidor doméstico puede adaptar sus pautas de consumo para aprovechar las ventajas de la nueva estructura de peajes de la siguiente manera. El consumo se diferencia en tres periodos.

  1. El periodo de punta: con el precio más elevado, de 10 de la mañana a 2 de la tarde y de 6 de la tarde a 10 de la noche de lunes a viernes no festivos.
  2. El periodo de llano: un precio menos caro de 8 a 10 horas, de 2 a 6 de la tarde y de 10 a 12 de la noche
  3. El periodo de valle: con un precio reducido comprende las horas nocturnas (de 0 horas a 8 de la mañana) y todas las horas del sábado y el domingo y festivos.

La CNMC especifica que la razón que explica esta modificación estructural de las tarifas de la luz en España responde a los siguientes objetivos:
• Para incentivar el desplazamiento del consumo (tales como, acumuladores, lavadoras y lavavajillas, entre otros) a periodos de menor demanda, con objeto de evitar inversiones innecesarias en la red.
• Para facilitar la carga del vehículo eléctrico a un precio reducido, ya sea en el propio domicilio o mediante la contratación de un segundo punto de suministro (al permitir contratar 0 kW de potencia en punta).
• Aumentar el consumo de electricidad en detrimento del consumo de energía procedente de combustibles fósiles.
• Facilitar la transición a una economía baja en emisiones

En otras palabras, el objetivo de la nueva tarifa es que el consumidor tenga un gran aliciente económico para no hacer servir la red en las horas punta. La explicación reside en que es en los picos de demanda cuando se ha de recurrir a las tecnologías más caras del sistema eléctrico, como son las centrales térmicas, que acaban encareciendo aún más el precio de la electricidad.
Por otro lado, obviamente, existe el componente de respeto al medio ambiente, de aumentar la sostenibilidad del planeta y de la descarbonización de la sociedad. En definitiva, hacer posible la transición ecológica y energética.

En el caso del autoconsumo fotovoltaico doméstico

Como hemos visto, en el nuevo esquema se potencia la parte variable de la factura y acabaremos pagaremos más o menos en función de la hora de consumo. Como ejemplo, se ha calculado que si una familia es capaz de utilizar la lavadora en las horas baratas en vez de las caras puede haber una diferencia entre 40 o 50 € anuales en su recibo eléctrico.

Por lo tanto, teniendo en cuenta los nuevos tramos horarios, si el usuario quiere pagar lo mínimo posible ahora deberá poner en marcha la lavadora, la secadora, la plancha y el lavavajillas, los dispositivos que mayor consumo eléctrico generan en un hogar junto al horno, en los tramos horarios en los que energía será más barata. Es decir, a partir de medianoche y los fines de semana.
En consecuencia, la idea es que la gran demanda energética que normalmente se concentra en horas muy concretas a lo largo del día se pueda extender y repartir mucho más durante toda la jornada.

En este escenario, para los usuarios que tengan en su hogar una instalación de autoconsumo fotovoltaico cobra mucho más sentido añadir una batería inteligente de almacenamiento energético. ¿Por qué?
El objetivo es cubrir el suministro de electricidad del hogar en los tramos horarios más caros (de lunes a viernes de 10 a 14h y de 18 a 22h) gracias a la energía renovable almacenada. Al mismo tiempo, no lo olvidemos, adquirirá todo su sentido bajar la potencia contratada en esos períodos.
Se estima que combinando correctamente estos dos factores el importe de la parte fija de la factura pasa a representar un 25% del total, cuando ahora abarca un 40% de media aproximadamente.

Por otro lado, el rendimiento energético de los paneles fotovoltaicos es, obviamente, menor de 18 a 22h que de 10 a 14 horas. La radiación solar tiene menor intensidad, el cielo puede estar más nublado y ya se está haciendo de noche.
Paralelamente, es de prever que el consumo energético de un hogar aumenta en la franja más cara, a partir de las 18h, dado que es la hora a partir de la cual los progenitores llevan a casa después de trabajar y los hijos de la escuela. La actividad propia del hogar aumenta.

En este sentido hemos de tener presente que el precio del kW en la hora punta con impuesto de generación e IVA alcanza los 30 o 35 céntimos y, con la nueva tarifa, la franja más cara de la energía coincide plenamente con gran parte del consumo eléctrico diario que se hace en una vivienda.
Por lo tanto, si el usuario con autoconsumo es capaz de no recurrir a la red convencional la inversión en una batería se amortiza mucho antes.
Dicho de otro modo. Las comunidades de vecinos o los usuarios particulares que se instalen placas solares en el tejado, con o sin sistema de almacenamiento, las amortizarán bastante antes porque a partir del 1 de junio buena parte de las horas punta, las más caras, coinciden con las horas de mayor radiación solar.

Es entonces cuando se evidencia aún más la necesidad de utilizar la energía almacenada en una batería inteligente.

En el caso de las pymes

La nueva factura diferencia entre pymes conectadas en baja tensión (actual 3.0 A) y en media tensión (actual 3.1 A)
La principal novedad es que se pasa de una diferenciación de precios de tres a seis periodos, tanto en potencia como en energía.
Todos los días laborables tienen los mismos tres periodos, si bien los precios difieren en función de la temporada del año.
Los sábados, domingos y festivos están incluidos en el periodo de valle (aprox. el 53% de las horas del año son periodo valle). El número de horas de valle pasa de 2.920 a 4.680 horas (5.149 horas si consideramos el periodo 5 y 6).
Los nuevos periodos horarios para las tarifas 3.0 A y 3.1 A (península) son los que siguen:

Normativa de aplicación

Finalmente, merece la pena también especificar la normativa que se ha aplicado en la modificación de la tarifa de la luz, que es la siguiente:
• Circular 3/2020 de 15 de enero, por la que se establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad
• Resolución de 18 de marzo de 2021 de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia por la que se establecen los valores de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución de electricidad de aplicación a partir del 1 de junio de 2021.
• Real Decreto 148/2021, de 9 de marzo, por el que se establece la metodología de cálculo de los cargos del sistema eléctrico.
• Orden TED/371/2021, de 19 de abril, por la que se establecen los precios de los cargos del sistema eléctrico y de los pagos por capacidad que resultan de aplicación a partir del 1 de junio de 2021
• Documento recopilatorio de consultas relativas a la aplicación de la Circular 3/2020 de la CNMC
• Consideraciones y recomendaciones sobre la aplicación de la Circular 3/2020 por parte de los comercializadores


Compartir
phonetwitterlinkedinyoutube-playinstagramfacebook-official